Solidaridad de clase con la revista N+1

Desde el 11 de septiembre de 2001, bajo cubierta de una pretendida “guerra contra el terrorismo”, que es de hecho un impulso de las tensiones imperialistas que se inscribe en una dinámica hacia la guerra generalizada, la burguesía continúa reforzando su aparato represivo, y es claro que el blanco principal es la única clase capaz de oponerse a sus planes criminales, el proletariado. Se trata de un signo complementario, que muestra que la situación histórica no solamente ha tomado un nuevo cariz, sino que también se acelera violentamente. La burguesía, especialmente la de los países centrales, se prepara conscientemente para los enfrentamientos de clase.

En este sentido, nos acabamos de enterar que, en Italia, los camaradas responsables de la revista N+1 han sufrido, últimamente, irrupciones policíacas en varias de sus habitaciones, en varias ciudades, así como en su sede social en Turín, con pesquisas, así como la confiscación de materiales informáticos y otros.

Denunciamos aquí la represión burguesa y aportamos nuestra total solidaridad revolucionaria a los miembros de esta revista. Aprovechamos para saludar particularmente el trabajo de republicación de textos antiguos –y en su mayor parte olvidados- del movimiento obrero que efectúan estos camaradas y para animarlos a continuar su valiosa tarea.

La Fracción interna de la CCI (8/8/03).

Fracción interna de la CCI - Boletín 20